La situación de Tudela y su futuro

Éste es el texto de un artículo de Manuel Campillo enviado a los medios el pasado 3 de febrero:

1. TUDELA ESTÁ RETROCEDIENDO. La llegada de la crisis ha puesto de manifiesto con mayor claridad las fortalezas y debilidades de Tudela. Por una parte, es patente y loable el empeño de sus gentes por mantener la vitalidad económica y cultural de la ciudad, además de intentar combatir con solidaridad el empobrecimiento generado. Pero, por otra, se han multiplicado y agravado las preocupaciones ciudadanas: aumento del paro (21% en Tudela, frente al 17% de Navarra) y de la pobreza (gente sin alimentos, sin casa), cierre de negocios y comercios, alto endeudamiento municipal y ausencia de inversiones, aumento de la contribución y las tasas, recorte de servicios públicos, escaso mantenimiento y limpieza de la ciudad, reducción de transferencias del Gobierno Foral que ponen en peligro el autobús de la vida, el conservatorio, el transporte urbano, etc.

2. EL AYUNTAMIENTO VIENE FUNCIONANDO SIN RUMBO. Aunque una parte importante de estos problemas deriva de la crisis económica, otra parte fundamental procede de errores estratégicos y de gestión del gobierno municipal, que tanto tiempo lleva dirigiendo UPN-PP. Basta repasar asuntos como la Plaza Nueva, Champiñonera, Gaztambide, Piscinas, Casa de Cultura, etc. Desde el PSN llevamos años proponiendo a UPN acordar: una estrategia de ciudad, gestionar los presupuestos con objetivos e indicadores, estudiar la viabilidad de las inversiones, controlar los servicios que contratamos, fomentar la participación ciudadana, impulsar la coordinación comarcal, etc. Nada de eso se ha tenido en cuenta. La consecuencia es que Tudela tiene una deuda que duplica la media de los grandes municipios navarros, siendo el único al que se le impide hacer inversiones, y estando sujeto desde 2010 a un severo plan de ajuste centrado en aumentar impuestos y reducir servicios. Y así empezamos 2014, sin acometer un serio plan de empleo, descuidando el turismo, sin rehabilitar San Nicolás ni los colegios, sin cuidar bien las calles y parques, eliminando el deporte base, etc.

Carrera 0043. TUDELA NECESITA DEBATIR Y ACORDAR UN PROYECTO DE FUTURO. En este contexto de problemas crecientes y posibilidades menguantes, es primordial que el Ayuntamiento plantee a la ciudadanía un gran debate que permita conocer qué piensa de Tudela y su futuro: a) ¿cómo ves la situación actual de Tudela (en lo económico, social y urbanístico)?, b) ¿en qué objetivos prioritarios piensas que deberíamos centrarnos en los próximos años? Es preciso salir de la atonía y la resignación. Tudela necesita y puede, aprendiendo de los errores y a pesar de la escasez de recursos, dotarse de un proyecto de futuro, con su hoja de ruta, que oriente tanto las actuaciones municipales como las de los agentes sociales y vecinales. Pero sólo es posible mediante un concierto entre Ayuntamiento y Ciudadanía, ésa es la clave que nos permitiría afrontar con más cohesión y confianza los retos actuales.

4. EN 2014 SE ELABORARÁ POR FIN UNA ESTRATEGIA DE CIUDAD. Dado el retraso en abordar ese debate, prometido desde 2011, los socialistas planteamos en el último Pleno que esa estrategia debía decidirse en 2014, antes de acabar la legislatura. Es una buena noticia que por fin se aprobase por unanimidad la elaboración de un Plan Estratégico. Ahora veremos cómo y cuándo se lleva a cabo. Dependerá de si hay liderazgo municipal, si hay voluntad y convicción para hacer una reflexión conjunta con la ciudadanía, tratando de hacerlo con el menor coste posible. Si se hace bien, lo coherente es que la EMOT asuma luego, aunque ahora UPN y PP se hayan negado, los objetivos y estrategias que marque el Plan Estratégico. Tudela se merece tener un proyecto que una a la ciudad y mejore su futuro.

Manuel Campillo

Moción PSN sobre el plan estratégico de Tudela

Esta moción la registramos ayer y se debatirá mañana, día 29 de enero, en el pleno del Ayuntamiento de Tudela.

La llegada de la crisis ha puesto de manifiesto, con mayor claridad que en la época de bonanza, las fortalezas y debilidades de Tudela. Por una parte, es patente y loable el empeño de sus gentes por mantener la vitalidad económica y cultural de la ciudad, además de intentar suplir con solidaridad el empobrecimiento generado. Pero, por otra, se han revelado problemas de fondo que, latentes desde tiempo, han pasado al primer plano de las preocupaciones ciudadanas: el aumento del paro (21% en Tudela, frente al 17% de Navarra) y de la pobreza, la bajada del nivel de renta y de consumo (bastante inferior a la media de Navarra), el elevado endeudamiento municipal y la ausencia de inversiones, los sucesivos recortes en los servicios públicos y en el mantenimiento de la ciudad, los problemas relacionados con la vivienda, la movilidad, el ruido, etc.

En este contexto de problemas crecientes y posibilidades menguantes, parece necesario que el Ayuntamiento plantee a la ciudadanía tudelana un gran debate que permita diagnosticar la situación de la ciudad en sus distintos ámbitos (económico, social y urbanístico) y establecer las prioridades estratégicas para los próximos años. Tudela necesita dotarse de un proyecto de futuro, con su hoja de ruta, que oriente las actuaciones municipales, pero también las de los distintos agentes sociales y vecinales, de modo que ese concierto entre Ayuntamiento y Ciudadanía permita ser más eficaces, pudiendo afrontar con más cohesión y confianza los retos actuales.

Tudela con río y torresYa desde la legislatura pasada, y en torno al Convenio con la UNED por el que se creó la cátedra de calidad “Ciudad de Tudela”, se empezó a hablar de la conveniencia de un plan estratégico para la ciudad, ya que su implantación forma parte del modelo EFQM que se eligió como referencia. Desde el grupo socialista siempre vimos muy necesario un plan estratégico que permitiese, por un lado, dotar a la ciudad por primera vez de un proyecto sólido a medio plazo que ordenase los ejes prioritarios de la actuación municipal y, por otro, que la solidez de ese proyecto se fundamentase en una amplia participación de la sociedad tudelana con la que consensuar esas prioridades estratégicas. Por eso, criticamos entonces la eliminación de los presupuestos participativos, pues significaba un paso atrás y un contrasentido con respecto a la supuesta voluntad de avanzar hacia una estrategia de ciudad. Basándonos en esa convicción, el programa electoral del PSN para esta legislatura incluyó el Plan Estratégico de Ciudad (PEC) como una de sus prioridades.

En el cronograma municipal de implantación del sistema de calidad, elaborado por el equipo de gobierno al comienzo de esta legislatura, se estableció que al final de 2011 se habría acordado ya constituir el Comité Impulsor del PEC. Y en el plan de acción propuesto por la Cátedra de Calidad para 2012 se incluyó como objetivo el diseño del proceso de elaboración del PEC. Sin embargo, nada de todo eso ha cumplido el equipo de gobierno de UPN-PP, excepto la formulación de la “misión” del Ayuntamiento. Tampoco a lo largo de 2013 se ha retomado el tema, a pesar de que en la página web municipal, como noticia destacada desde hace tiempo, aparece:

“Plan Estratégico de la ciudad de Tudela PEC 2020 – CONSTRUCCIÓN 2013-2014
La Estrategia de Tudela 2020 es una oportunidad para definir entre todos, la ciudad que queremos tener en el futuro. Se pretende mediante un proceso de reflexión estratégica, abierto a toda la ciudadanía construir entre todos/as una ciudad para todos/as.
Pero sobre todo, es construir ‘la Tudela del 2020′ desde la realidad de hoy. Disponemos de estos años para hacer realidad la Tudela que imaginamos y queremos.
A lo largo de estos meses, iremos configurando y organizando el Plan Estratégico de Tudela 2020.
Es un proyecto apasionante y una oportunidad de desarrollo para Tudela importante. Necesitamos la colaboración de todos, por lo que os mantendremos informados conforme vayamos avanzando.”

Aunque Tudela no dispone de Plan Estratégico de Ciudad (PEC), sí que abordó en 2006-2007 una reflexión estratégica sectorial en el ámbito urbanístico, denominada Estrategia y Modelo de Ordenación Territorial (EMOT), como requisito previo para el posterior Plan Urbanístico Municipal (PUM). Las estrategias básicas de la EMOT aprobadas por el Ayuntamiento (que incluía la Eco-city y el soterramiento de las vías ferroviarias), debían ser concertadas con el Gobierno de Navarra, cuya aprobación formal es indispensable para poder acometer el consiguiente Plan Urbanístico. Sin embargo, el borrador elaborado en 2009 para ese Concierto no llegó a firmarse porque, aunque ya se había descartado la Eco-city, seguía la incertidumbre sobre la ubicación del trazado y de la estación que requeriría la llegada de la alta velocidad ferroviaria.

Seis años después de que se aprobase la EMOT, y resuelta la duda sobre el trazado y la estación del tren, en otoño de 2013 se realizaron varias reuniones de la Comisión de Seguimiento del Plan General Municipal, con el objeto de actualizar la EMOT con los ajustes necesarios y poder acordar por fin con el Gobierno de Navarra el correspondiente Concierto. A los grupos municipales se nos pidió que presentáramos nuestras propuestas (como así hicimos por escrito los grupos de la oposición pero no los del gobierno) antes de la importante reunión prevista con el Gobierno de Navarra en vísperas de Navidad. Sin embargo, aquella reunión se suspendió y, después de un mes y medio, no tenemos noticia de cuándo se reanudará el debate sobre este tema. UPN y PP parecían apoyar una revisión rápida de la EMOT y la correspondiente firma del Concierto, lo que resultaba un contrasentido con la necesidad de un debate estratégico, participado y sosegado, que paralelamente se estaba prometiendo a través del PEC. Ahora no sabemos qué piensa hacer el equipo de gobierno.

Tudela puedeLa posición manifestada por el PSN es clara: consideramos necesario iniciar una nueva EMOT, no una simple revisión, ya que los cambios habidos en los ocho años que han transcurrido desde 2006, en que se realizó el diagnóstico, son de tal importancia (pinchazo de la burbuja inmobiliaria y aumento del paro, estancamiento en el crecimiento poblacional, disminución estructural de recursos municipales, mantenimiento del trazado ferroviario, necesidad de acometer rehabilitaciones de la actual ciudad, relevancia de nuevos factores como la movilidad y el ruido, numerosos cambios normativos, etc.) que marcan un cambio de etapa y requieren de un nuevo planteamiento. No se trata de hacer ajustes al modelo anterior, sino de cambiar el modelo de desarrollo territorial y urbanístico y, sobre todo, diseñando la nueva estrategia con la más amplia participación ciudadana posible, algo que no se hizo con la anterior.

Siendo una cuestión tan relevante la existencia o no de una estrategia de ciudad, especialmente en esta época tan crucial, el pleno municipal nunca ha debatido sobre la posible conveniencia de un Plan Estratégico, ni siquiera se realizan debates anuales sobre el estado general de la ciudad, más allá de los presupuestarios. Y sobre la EMOT no se ha vuelto a hablar en el pleno desde 2007. En este año que queda de legislatura, y aunque es un tiempo escaso, sería fundamental dedicar energías municipales a subsanar una de las carencias más importante de estos años de estancamiento, la falta de un proyecto de ciudad para el futuro. Seguro que la ciudadanía estará interesada en responder a estas preguntas: ¿Cómo ves la situación actual de Tudela? ¿Cuáles son los objetivos prioritarios en los que deberíamos centrarnos en los próximos años?

Por todo lo expuesto, el Grupo Municipal “Socialistas de Tudela” somete a consideración del Pleno el debate y aprobación de los siguientes acuerdos:

ACUERDOS QUE SE PROPONEN AL PLENO

1. El Ayuntamiento elaborará durante 2014, con la más amplia participación y consenso ciudadano, un Plan Estratégico para Tudela, un proyecto de ciudad que sirva de hoja de ruta y marco de referencia para las actuaciones municipales durante las próximas legislaturas, tanto en el ámbito económico y social como en el urbano y ambiental.

2. En coherencia con ese Plan Estratégico y con la nueva etapa socioeconómica surgida desde la crisis, se redactará una nueva EMOT sobre la que fundamentar el próximo Plan Urbanístico de Tudela, que deberá dar preponderancia a la rehabilitación de la ciudad y de sus barrios, así como a la mejora de la calidad de vida urbana.

Tudela, 27 de enero de 2014